Conoce a la actriz porno que apoya a Donald Trump Brandi Love comenzó un nuevo camino escribiendo para The Federalist, un medio conservador

0
35

Hace unos días el portal Only Fans, de contenido adulto, tuvo una explosión de tráfico, luego de que un columnista de un medio conservador arremetiera contra la plataforma.

“De vez en cuando, el mundo moderno produce una tendencia tan espantosa que no puedes evitar sentarte y pensar, ¿un califato islámico global sería realmente tan malo?”, comienza el artículo de Charlie Peters.

La introducción viene a colación, porque es Brandi Love, la nueva columnista de The Federalist, una revista online de tendencia conservadora la que respondió al artículo, citando desde derechos constitucionales hasta el amor de los republicanos por el porno.

“¿Cuál es este horror que llevaría a un conservador a reflexionar sobre los beneficios de un califato islámico global? ¿Un mundo de tortura, asesinato, miedo perpetuo, violación masiva y religión forzada? No: el sitio de suscripción de pornografía y camgirl OnlyFans”, empieza la refutación de Brandi Love a Peters.

Cuenta con casi 2 millones de seguidores en Instagram.
Cuenta con casi 2 millones de seguidores en Instagram.

Ambos artículos, además de aumentar el tráfico al sitio para adultos, dieron a conocer aún más a la actriz porno, quien cuenta con más de 700,000 seguidores en Twitter y 1.7 millones en Instagram.

Brandi Love, cuyo nombre real es Tracey Lynn Livermore, nació en Carolina del Norte, tiene 47 años y es casada.
Tracey cree en los derechos constitucionales y la libertad de expresión.
Tracey cree en los derechos constitucionales y la libertad de expresión.

En una entrevista con The Daily Beast, admite que como republicana y pro-Trump, durante algunas filmaciones ha tenido que levantarse e irse. “En el set ha habido momentos en que las conversaciones se calientan, y me pongo de pie y digo: ‘Voy a tener que estar en desacuerdo, y tal vez sea mejor si no hablamos de política en el set’. Pero nunca he dejado de trabajar con alguien por su pensamiento político”, dijo al medio.

En la misma entrevista, Tracey explica que ella no parece encajar en ningún lado. Recibe mensajes amenazantes de feministas, demócratas y republicanos por igual. “La izquierda piensa que estoy siendo explotada; la derecha piensa que llevo una letra escarlata”, dice.

Sobre el movimiento feminista explica: “Me odian, lo cual me parece muy hipócrita porque ellas luchan por la igualdad de derechos y el poder de las mujeres. Yo lo tengo. Yo tengo el poder y estoy ganando dinero, y así todo me odian.”

A la pregunta de por qué votó por Trump, ella explica: “Por las políticas. Por lo que quería hacer por este país: poner a América primero, bajar los impuestos, devolverle el empleo a los trabajadores. Y en mi opinión, ha hecho todo lo que dijo que haría, antes del coronavirus. ¿Hay cosas que no me han gustado? Claro. Pero nunca habrá alguien por la que, yo diría, ‘esto es espectacular’. Y mi carta de voto puede ser republicana, pero yo voté por Bill Clinto en el pasado. Para mí, es siempre un tema de lo que está en la boleta y su agente, y después solo esperas que hagan lo que dijeron.”

No obstante, no está del todo de acuerdo con cómo Trump ha manejado la crisis del COVID-19. Tracey dijo que al principio el presidente había hecho lo que tenía que hacer, que era cerrar todo y suspender labores. Y reconoce como una “acción inteligente” que el mandatario haya dado el poder a los gobernadores de los estados para decidir cuándo abrir o no. Pero cree que ya es tiempo de que Trump ordene la apertura, puesto que mucha gente está apunto de quebrar y otros prefieren arriesgarse antes que eso ocurra.

“En mi opinión, el país necesita ser abierto nuevamente. ¿Debemos tomar precauciones para las personas mayores y para las personas con afecciones preexistentes? Por supuesto”, expresó Tracey.

Deja tu comentaio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here